Ante la violación al Derecho de la Movilidad Humana

Nuestra América se debate hoy frente a las acciones de un sistema que nos arrebata la humanidad; los excluidos, los perseguidos, los sin techo y sin esperanza, transitan de país en país buscando solidaridad, reclamando el derecho a vivir con dignidad en su país o en el país de destino; los educadores populares no podemos ser indiferentes ante el despojo y el sufrimiento de miles y miles que reclaman solamente el derecho a vivir en paz, posicionarnos frete a esta realidad es una cuestión de ética que tienen que ver con nuestra filosofía.

Las fronteras de américa han sido históricamente, los lugares donde se enlazan las culturas, las familias, los sabores y los olores, donde se trasladan los conocimientos ancestrales regionales, además de lugares donde se registran, se detienen o se entorpece el caminar de los peregrinos  y peregrinas. Asistimos con angustia y coraje, a la transformación de estos hermosos pasos de intercambios sociales y culturales, en espacios de odio, disputa y muerte, en cementerios de seres valiosos, en espacios donde se trafica con la vida, la dignidad y el alma de miles y miles de latinoamericanos de todas las edades.

 

VER DOCUMENTO

1 opinión en “Ante la violación al Derecho de la Movilidad Humana”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *